OmbuShop Crea Tu Tienda Online

La creatividad, ¡una gran aliada para tu negocio!

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Email
  • RSS

La creatividad es uno de los elementos más importantes en el desarrollo de cualquier negocio. A ella se debe la innovación y muchos de los saltos cualitativos que se producen en las compañías. Una simple, pero inteligente idea, puede hacerte ahorrar mucho esfuerzo, tiempo y dinero.

pen-idea-bulb-paperMENOSCALIDA

 

En esta nota te contaremos algunos tips para que puedas acrecentar al máximo el nivel de tu creatividad:

a)   Haz nuevas actividades.
Realiza nuevas tareas, varía tu rutina diaria o comienza algún hobby que nunca hayas hecho. Todo esto te favorecerá a que tengas una mirada distinta de tus cosas y de los problemas de tu marca.
Muchas veces las soluciones a viejos problemas consisten en verlos desde una perspectiva completamente nueva, de un modo muy distinto a tu habitual forma de pensarlos. Anímate a cambiar algunas cosas y verás que estos pequeños cambios de vida harán crecer  tu horizonte de posibilidades y con ello tu creatividad.

b) Tómate un tiempo para ser creativo.
La creatividad se trabaja, se aprende, es una búsqueda que lleva paciencia y esfuerzo. En los procesos creativos hay más de transpiración que de inspiración, porque las ideas no se crean de la nada. Un buen consejo es que te tomes un tiempo cada día exclusivamente para encontrar soluciones creativas a determinados problemas. Empieza con pocos minutos (unos 20 minutos, por ejemplo) y aumenta su duración paulatinamente hasta alcanzar el grado óptimo para ti.

c)   Sé curioso.
Investiga sobre temas que no sabes. Lee libros o aprende acerca de cuestiones que te son ajenas. Escucha a personas y sus historias. Indaga acerca de cuestiones que están fuera de tu campo de conocimiento. Si sabes de ciencias, procura leer sobre arte por ejemplo. Muchas veces la creatividad consiste más en realizar vínculos inesperados entre elementos, que en la creación de algo absolutamente nuevo.

d) No te censures.
Piensa “fuera de la caja”, experimenta, juega. Toma riesgos. Dale vueltas y vueltas al asunto. Escribe tantas ideas como puedas. Las ideas que no parecen tan buenas son parte natural del proceso creativo. Mientras dure esta práctica evita juzgar tus ideas. Date tiempo y dale tiempo a tus procesos creativos. Verás que seguramente alguna buena idea aparecerá.

e)   Comparte tus ideas con otras personas.
Una vez que hayas hecho tu proceso creativo en forma individual, comparte tus conclusiones con otros. La mirada de otras personas puede darte la clave o una vuelta de tuerca para llegar a una mejor solución de tu problema. Lo que es obvio para uno, puede no serlo para el otro. El encuentro con el otro es una fuente de nuevas y fructíferas conexiones creativas.

f)    Disminuye las distracciones.
Evita cualquier tipo de distracción al estar en el punto máximo de creatividad y creación de nuevas ideas. Una vez llegado a ese punto, concéntrate en esta tarea.

g)   Procúrate un adecuado descanso.
Si te alimentas mal o estás agotado, las buenas ideas difícilmente acudirán a tu cabeza. Por lo tanto, si estás muy cansado, tómate una siesta corta o haz una pausa para recargar tus energías. Si tu mente está fresca, pensarás mejor y tendrás mejores ideas.

h)    Haz caminatas.
Aunque no lo creas, está comprobado que realizar caminatas diarias ayuda a que las personas amplíen sus fronteras creativas. Un estudio de la Universidad de Stanford indica que el simple hecho de caminar puede incrementar notablemente el flujo de pensamientos e ideas creativas.

 Hasta aquí, las sugerencias  están enfocadas al desarrollo individual de tu creatividad. Pero, cuando un emprendimiento crece,  es necesario que confíes en un equipo para la búsqueda de soluciones ante los desafíos constantes a los cuales se enfrenta tu negocio. Aquí te daremos algunas estrategias para que utilices con tu equipo de trabajo en tu empresa:

1-   Demuestra interés ante todas las ideas que te presenten tus empleados.
Es importante estar siempre a las ideas que proponen los miembros de tu equipo. Si bien no todas las ideas son brillantes desde el principio, se pueden desarrollar y mejorar entre todos.

2-   Premia y reconoce a tus empleados por sus buenas ideas.

3-   Incentiva la innovación y la colaboración en tu equipo.

4-   Sé empático e inspira confianza.
De esa forma tus colaboradores no tendrán miedo de dirigirse a ti con nuevas propuestas.

5-   Facilita al máximo su proceso creativo y la innovación.
No exijas que te presenten sus ideas en determinado formato o en determinado horario. Elimina todas las trabas que dificulten la comunicación y la generación de sus ideas.

6-   Trata de examinar las ideas de tus empleados al momento en que te la presenten.
No dejes pasar mucho tiempo entre la ocasión en que recibes la idea y te interiorices en ella.

7-   Escucha ideas incluso de personas de las cuales no esperas nada innovador o creativo.
Incentiva la creatividad de cualquier perfil de los empleados que tienes, sin importar su edad, nivel educativo o socioeconómico o los años de experiencia. En todos lados puedes encontrar la gran idea.

8-   Permite que tus empleados se interioricen de otras actividades de tu empresa.
Eso hará que tengan una visión más global y que sus ideas sean más pertinentes. Además, cuanto más variada sean sus experiencias, más probable es que tengan ideas más acertadas.

9-   Adopta el “Brainstorming”.
Haz que tus empleados escriban en un pizarrón las ideas que se les ocurren y que luego voten por las que mejor les parecen.


¡Pon en práctica estas sugerencias y aplícalas en tu emprendimiento! Verás cómo la creatividad será una aliada indispensable en el crecimiento de tu negocio.